• Relatos de una mamá

    Ser mamá ha sido el trabajo más duro que me ha tocado, pero a la vez el más gratificante, por muy cursi que suene.  A los 31 años fui mamá por primera vez de mi bella Amparo, a quien esperaba…